Tesina: Bibiana Casas Senpau

Diploma Universitario en Danza Oriental 2011/2012

Anexo 1. Entrevista a Patricia Passo

¿Que es para ti la conciencia?

Es un estado de atención plena que nos mantiene en el momento presente. Nuestro cuerpo es nuestro mapa, un dibujo que une nuestra herencia genética y patrones de comportamiento. A cada momento presente tenemos la oportunidad de dibujarnos de nuevo. La conciencia es la llave que abre los portales de la libertad. Estar atento, ser un observador de este recipiente físico nos da la posibilidad de percibir que todo es moldeable a todo momento, que lo que existe es movimiento. Lo que existe es el impulso de existir.

 
¿Porque de la zona pélvica?

La zona pélvica es donde reside el deseo de existir. Es donde experimentamos el placer de unir de nuevo lo que nuestra percepción separó. Es donde podemos crear; el poder creativo del hombre es lo que mantiene la vitalidad y la perpetuación de nuestra raza. Ignorar esta región es tener los ojos vendados hacia la creación. La no-conciencia y la inmovilidad de esta región adormece nuestro impulso vital, nos fragmenta y nos separa de la unidad. Vemos el mundo como potencias femeninas y masculinas que están constantemente en conflicto. No permitimos el movimiento armonioso de estas fuerzas. El placer, el gozo, la sexualidad se transforma en fuerzas desconocidas y descontroladas generando tabús. Son gobernadas por el miedo.

 
¿Cuando creas este método de Conciencia Pélvica? ¿Y Porqué?

 
En el año 2008 en un curso de inmersión en Brasil, porque note que había mucho miedo a la sensibilización de esta parte del cuerpo. A lo largo de la docencia de la danza del vientre percibí muchas transformaciones positivas, pero también muchas confusiones. Personas que encontraban capacidades, potencialidades, pero al mismo tiempo sentían pánico a esta fuerza dada su grandiosidad. Entonces percibí que no podían dar un salto cuantitativo ante el encuentro de su propia vitalidad. Me pregunté por qué esta toma de contacto hecha sin ningún ejercicio de interiorización, de concienciación, sin un estado de calma profunda, sin ningún contacto con la respiración que es lo que nos permite ver el pulsar universal, potencializamos idealizaciones sociales llegando a direccionar el ser humano a conductas pervertidas.
La persona no experimenta un bienestar ni un beneficio, ella solo se siente poderosa. Esto me descolocaba, yo sabía que había algo más. Había experimentado estas sensaciones y sabía que esto no era. Sólo después de un exhaustivo trabajo de conciencia corporal pude ver que aquellos movimientos eran el motor de un Ferrari; sin no se sabía conducir provocaría accidentes mortales. Es necesario volver a la tierra, entregar tu cuerpo a ella, parar, respirar y buscar el movimiento interno profundo.

 
¿Donde se imparte en la actualidad?
Se imparte en la escuela de Patricia Passo en Brasil y en España por mi equipo y por personas que han estudiado los diplomas conmigo, aunque este es el primer año que estoy dando un curso de formación terapéutica y creo que esto va a ser fundamental para tener un personal mejor preparado.

 
¿En qué consiste este método?
Es una técnica que parte de la premisa de que el alumno debe entregar su cuerpo al suelo y a través del contacto con la tierra, sentir la comprensión del estímulo que el suelo proporciona a la espalda. Del desarrollo de la propiocepción a través de la toma de contacto con este apoyo, el alumno se está preparando para entrar en contacto con el movimiento interno que está relacionado con una escucha interior y armonía corporal. El alineamiento corporal, el direccionamiento óseo, la activación de la musculatura interna, la percepción de movimientos de contracción y expansión interna, el direccionamiento de la respiración, la armonización de la exhalación y la inspiración y estos mismos con la flexibilidad muscular, el aislamiento de laterales, conciencia del centro, percepción de los estados de tensiones contrapuestas innecesarias. Sin un estado de pausa y clama es difícil ganar conciencia, al tumbarse se frenan los estímulos externos (espejo, presencia de grupo, objetos…) entonces a través del encuentro con el canal central corporal, así mismo la noción de lateralidad a través de los nadis auxiliares, el alumno es capaz de conducir el movimientos de las crestas ilíacas manteniendo la relación directa pubis –coxis (profundidad) pubis-crestas ilíacas (concavidad). Sin estímulos externos es más fácil sentir y visualizar, es necesario sentir el fluir de los líquidos internos, el direccionamiento de los huesos, la flexibilidad de los músculos, los ruidos internos, todo esto en el trabajo del suelo se torna más visible. Con el desarrollo del trabajo de la conciencia pélvica llegamos a coordinar miembros superiores con inferiores, logrando la percepción de un despertar del abdomen como zona de interjección corporal.
La idea central es explotar los movimientos concéntricos, ondulares y las simetrías. Todo esto armoniza el cuerpo y en consecuencia el individuo como un todo.
El trabajo también incluye una toma de conciencia respiratoria así como el desarrollo de una capacidad pulmonar, utilización del sistema respiratorio en su totalidad, estiramiento de la espiración, direccionamiento del aire a una zona específica, limpieza de los órganos internos a través de técnicas respiratorias. La respiración conecta el ser con el universo. Es el ritmo orgánico de todas las cosas. Airear tu cuerpo es una forma eficaz de limpiar lo rincones desconocidas de tu vida psico-física.

 
¿De que fuentes has bebido para crearlo? ¿Es también una fusión de Oriente con Occidente? Cuéntanos
Este trabajo está basado en la técnica desarrollada por el curso de formación de bailarines contemporáneos en la Escuela Angel Vianna . También tiene pautas recogidas de las clases de dinámica muscular preparatorias del ballet clásico desarrolladas por Ceme Jambay. Así mismo, en el contacto con el Yoga, sus escrituras y enseñanzas, y el contacto con la práctica del método Iyengar Yoga. Evidentemente los años de práctica en la docencia, la interpretación y el estudio de los movimientos de la danza del vientre; mi investigación se dirigió cada vez más en profundizar en el movimiento originario al cual llamamos “danza el ladrillo”.
La “danza del ladrillo” es una expresión que se usa para describir el baile del vientre antiguo que era bailado en el sitio, sobre la misma baldosa. Esta tradición podría tener su origen en la antigüedad, en la época pre-faraónica, donde las mujeres ponían dos ladrillos y se ponían de cucllias en los mismos para dar a luz. Los movimientos de contracciones y ondulaciones pélvicas eran hechos sobre estos ladrillos. La combinación del barro, la tierra y el agua, se suponen que daban al ladrillo un carácter especial, de unión del cielo – tierra, masculino- femenino. Por esto se puede considerar el movimiento primordial, el más antiguo, el movimiento pélvico de dar la vida.
Los ejercicios de la conciencia pélvica están basados en la “danza del ladrillo” porque esta danza es el movimiento primordial vital. Es el movimiento de la vitalidad por excelencia.
Sí, es un método de fusión de oriente con occidente dado que mi formación es en una academia occidental y mi especialización en la cultural oriental.

 

 

¿Cuales son los objetivos más importantes de este método?
El objetivo principal es armonía tanto para bailarines como personas ajenas a la danza, el reconocimiento de su propio cuerpo y moverse con conciencia otorga a uno mismo un equilibrio armónico que se aproxima al concepto primordial de lo bello. La diferencia de este método y otro en trabajos de conciencia corporal es el énfasis en la zona pélvica porque a lo largo de los años que trabajo con estos movimientos y con otras técnicas en mi cuerpo, pude observar y comprobar el potencial energético de esta región. Creo plenamente que conocer esta región, despertar su movilidad interna es una forma eficaz de entrar en contacto con nuestro potencial supremo. Sin direccionar esto podemos evadirnos en una fuerza sin dominio provocando miedo, culpa, frustraciones, fijaciones en sí mismo, sin templanza provocando reacciones coléricas, pasionales, sin bases sólidas. Sin una real transformación interior. Por esto no es un trabajo pélvico aislado; el cuerpo debe ser trabajado como un todo. Pero esta, o sea, la zona púbica, es el punto de partida y de llegada.
Cuerpo, mente y espíritu son indivisibles. Lo que echas en tu cuerpo se queda en tu memoria emotiva, en tu percepción sensitiva y en tu linaje ancestral. La conciencia corporal posibilita el cambio otorgando la libertad. Sin duda el cuerpo es nuestra vía de relación con el entorno en el que vivimos, por esto creo que es la vía más rápida de transformación del ser siempre y cuando el trabajo corporal pase por la conciencia.

 
¿A quien recomiendas practicar este método de conciencia pélvica? ¿A mujeres embarazada también? ¿Por qué?
Todas la persona interesadas pueden practicarlo. Obviamente las mujeres serán las beneficiadas porque tenemos más karma acumulado en esta zona del cuerpo. Nuestros órganos internos se ven directamente beneficiados y el hecho de ser movimientos circulares nos conecta directamente con nuestra naturaleza femenina.
Sí, las mujeres embarazadas son beneficiadas porque trabajan la abertura del suelo pélvico y eso ayuda directamente a la hora del parto. Los movimientos de conciencia pélvica trabajan una limpieza de esta región quitando nudos y desbloqueando pequeñas contracturas corporales internas, elasticidad… Todo esto abre camino para que una nueva vida pueda habitar y surgir en un espacio elástico y moldeable para su desarrollo. Así mismo si la madre tiene ya una conexión con esta parte del cuerpo el hecho de que el feto esté ahí posibilitará una mayor conexión madre-hijo. Adquiere mayor sensibilidad a los cambios corporales.
El fortalecimiento del perineo, el cual es trabajado en la conciencia pélvica favorece una elasticidad y conciencia no solo a la hora de la dilatación en el parto, también para una mejor recuperación después de él.

 
¿Como se estructura una clase y por qué?
Una estructura básica de clase es:
– Tumbarse en el suelo
– Escuchar el cuerpo en el momento presente
– Conectarse con la respiración
– Ejercicios de respiración
– Reconocimiento de la dirección corporal: miembros inferiores y superiores.
– Ejercicios direccionados para la región pélvica
– Relación entre pelvis y pecho
– Fuerzas de oposición
– Ejercicios que trabajan el calor corporal, aceleración
– Retomada de contacto con el peso de mi cuerpo en el suelo
– Reconocimiento del momento presente
– Reflexión
– Abandono del suelo
– Sentarse
– Ejercicios de respiración
– Retomada del cuerpo de pie
– Reconocimiento del momento presente
– Fin
La estructuración de una clase de CONCIENCIA pélvica, sigue los mismos pilares de la metodología de la escuela. O sea, en una clases de pies, después que el alumno adquiere, conciencia corporal, eje, direccionamientos básicos, entendimiento del movimiento lento, el profesor busca los movimientos de aceleramiento que trabajan calor y en este caso específico la catarsis, soltando con control. Esto no fue dado en tus clase de suelo porque no había un preparación suficiente.
Esta fase empieza cuando se ha desarrollado suficientemente la técnica. Se hacen movimiento vibratorios por ejemplo, pero sólo cuando el cuerpo se ha entregado realmente al suelo:
– sin tensión en las ingles
– sin tensión en los hombros
– sin proyección de las costillas
– sin rectificación en la lordosis
Es importante que exista un profundo contacto sacro coxis suelo.
¿Por qué los ejercicios se realizan en el suelo?
El suelo es el soporte necesario para que el trabajo de entrega ocurra.
Para realizar algunos movimientos colocamos los brazos hacia atrás, en paralelo con las piernas, buscando siempre la simetría. Y en otros movimientos, colocamos los brazos en diagonal. ¿Por qué?
Depende del objetivo. Puede ser:
– Apertura del esternón (figurativo)
– Alineamiento 5º chakra-hombros
– Alineamiento vertical
– Apertura de hombros
Existen muchos objetivos, esta es una técnica profunda y con un alto grado de complejidad. Además cada cuerpo es un cuerpo, cada individuo es único. El profesor tiene que tener mucho conocimiento y sensibilidad para percibir la disponibilidad y la necesidad del alumno en cada momento. Los brazos están directamente conectados con el afecto. El trabajo de esta zona debe ser delicado y suave. Estamos moviendo energías muy sutiles.
Muchas gracias Patricia

 


Anexo 2. Nuestra pelvis…un lugar de transformación

 

(…) conocer esta región, despertar su movilidad interna es una forma eficaz de entrar en contacto con nuestro potencial supremo.  (Entrevista a Patricia Passo, ver anexo 1)
Patricia Passo sostiene que el cuerpo, al ser nuestra vía de relación directa con el entorno en el que vivimos, es la vía más rápida de transformación del ser, siempre y cuando el trabajo corporal pase por la conciencia.
Des de este punto de vista,la Conciencia Pélvica puede ayudarnos en nuestro proceso de transformación…

conciencia pelvica

 

 


Anexo 3. Dificultad para retroversar la pelvis. Un problema muy común

 

 

A algunas personas les resulta muy difícil realizar una retroversión correcta y ejecutan algunas “trampas” inconscientes (…) La incapacidad para hacer la retroversión pélvica correcta, nos lleva a hacer otras cosas con la intención de hacer una retroversión: meter o apretar la tripa sin conseguir que las lumbares se modifiquen; tensionar y agarrotar el tórax y el cuello; pegar relativamente con la cintura, pero no levantar las nalgas; llevar el apoyo más allá de la cintura, hacia la mitad de las costillas manteniendo levantada la columna sin modificar sus curvaturas, etc.(…) La dificultad suele estar en una zona lumbar muy hundida y/o bloqueada que inmoviliza la pelvis manteniéndola inclinada adelante. Los músculos que realizan la función parecen estar inservibles, ocultos o desconocidos para la conciencia y es necesario despertarlos y activarlos poco a poco. (…) El desequilibrio tónico entre los músculos abdominales y los psoas –agonistas y antagonistas- es notorio. Los abdominales están excesivamente flojos y los psoas contraídos, unos y otros incapaces de realizar su función (…) en muchos casos que los abdominales están “fuertes”, los psoas permanecen en un absoluto olvido, agarrotados, con las vértebras lumbares hundidas, sin perder éste hundimiento en las posiciones en que de forma natural tendrían que sobresalir. B

 

Hemos visto que la incapacidad de movilizar y desbloquear la pelvis, anclada, caída y/o fijada hacia adelante es un problema muy concreto pero muy común. Se puede aliviar equilibrando el tono de nuestra musculatura central, reduciendo la lordosis y/o nuestra tendencia a la anteversión. Mi tendencia natural es precisamente esta, desviar la pelvis hacia una anteversión y la retroversión había sido hasta ahora una de mis dificultades. Con el método de Conciencia Pélvica tomé más conciencia de ello y he podido reparar en esta zona de mi cuerpo, ganando alineamiento y precisión en el movimiento.

 

El trabajo en el suelo no te permite hacer trampas, y te haces más consciente del grado de tensión innecesaria que sufres. A medida que vas ganando fuerza y flexibilidad en la musculatura profunda, el movimiento se va ampliando y la retroversión empieza a tomar forma. Luego en bipedestación se nota una gran mejora, una mayor conexión con el movimiento des del centro e interior del cuerpo, des de la musculatura más profunda.